martes, 21 de julio de 2015

Características de un buen curso online

¿A quién no le gusta esa estimulante sensación de empezar algo nuevo? Y si además lo puedes hacer bien acompañado, ¡mejor todavía! Cuando llega el verano y este espacio cumple un nuevo año, siempre me vienen a la cabeza muchas ideas para que este proyecto siga evolucionando más allá del blog. Sobre una de esas ideas trata esta entrada.

Como muchos sabréis, formo parte de la familia de TheTranslation Factory, un espacio de coworking situado en el centro de Málaga, desde que abrió sus puertas hace ya más de dos años. Un espacio gestionado por Lola Gamboa con el equipo de EducaciónDigital, con quienes colaboro en la organización del Encuentro deTraductores e Intérpretes de Málaga (ETIM) desde su segunda edición.

En The Translation Factory surgen todo tipo de colaboraciones entre coworkers y allí se gestó la idea de crear unos cursos en línea de preparación al Diploma de Español Lengua Extranjera (DELE) con la Cámara de Comercio de Málaga a través de Educación Digital.

Conocí Educación Digital como alumno de un curso presencial y, más tarde, de un curso online sobre recursos digitales para profesores. Precisamente este blog nació como una de las tareas de ese curso y en él aprendí que se puede hacer formación online de calidad, algo que desgraciadamente no me suelo encontrar en todos los cursos en línea en los que participo.



Todo lo que aprendí entonces está reflejado en los cursos de preparación al DELE que hemos organizado y que para mí son elementos claves para que un curso online funcione y no se convierta en una pesadilla para los estudiantes:

  • Número de alumnos: Yo no sé a vosotros pero a mí los MOOC y los cursos donde es imposible saber cuántos alumnos están participando me desesperan. Entrar al curso y ver infinidad de mensajes nuevos me produce una sensación de agobio que se acaba traduciendo en el abandono del curso. Y si esto me pasa a mí, supongo que habrá mucha más gente que se sienta igual. Está genial que entre todos los participantes en un curso online podamos intercambiar ideas, conocimientos, experiencias… pero en mi opinión, se puede hacer de un modo más efectivo con un número reducido y limitado de estudiantes. La empresa gana menos dinero, pero los estudiantes ganan en calidad que es lo verdaderamente importante. Además, el profesor puede gestionar mucho mejor el curso y crear más fácilmente un clima similar al de las clases presenciales.

  • Interacción entre los estudiantes: Esto ya lo vemos en cualquier curso online a través de los foros, pero creo que no es suficiente. Es como si en un curso presencial los estudiantes se limitaran a expresar una opinión sobre un tema, quizá rebatir a algún compañero, y nosotros a guiar ese debate. Pero no hay colaboración real, no están trabajando juntos, la mayoría de las veces el debate se limita a hacer un popurrí de las intervenciones anteriores. Sé que es más difícil conseguir que los estudiantes trabajen juntos en un curso online, pero existen herramientas que ayudan a conseguirlo: wikis, documentos colaborativos en la nube, videollamadas grupales

  • Carga de trabajo: Me da la sensación de que la gente espera menos dedicación de un curso online que de un curso presencial y cuando la carga de trabajo es abundante corremos el riesgo de una desbandada, la misma que podría producirse en el caso contrario, pues tan contraproducente es dar demasiado trabajo como dar muy poco. Encontrar el equilibrio perfecto es más difícil en un curso online, ya que cada estudiante trabaja a su ritmo y en una clase presencial el tiempo es mucho más gestionable. Igual de importante en este caso es la distribución entre el trabajo que realizan de forma individual y el que hacen en grupo, que siempre implicará mucho más tiempo, y la carga de trabajo teórico y trabajo práctico. Aquí entra en juego una buena planificación a la hora de diseñar el curso.

  • Conocer a los estudiantes: ¿Hay algo menos motivador para un estudiante que sentirse un número? Porque así es como me he sentido yo en muchos cursos online donde los profesores apenas hacían acto de presencia, solo se dirigían a nosotros con mensajes colectivos o te corregían las tareas con un mensaje que a claras luces se trataba del mismo para todos los estudiantes. Este punto está muy relacionado con el tema del número de estudiantes porque, como es lógico, cuanto más alumnos haya en un curso online más difícil es darles un trato personalizado y responder adecuadamente a sus necesidades.

  • Contenidos: Seguro que muchos recordáis aquellos cursos online, vigentes hasta hace poco, que se basaban en una serie de documentos en PDF para descargar, leer y responder a unas preguntas. Desde luego, flaco favor hacen ese tipo de cursos a la formación online. Afortunadamente, esto ya está cambiando y los contenidos de los cursos online han mejorado muchísimo en cuanto a calidad, adecuación a los estudiantes e integración con la plataforma en la que se imparten. Asimismo, es muy importante también presentar variedad en los contenidos y que el curso no se convierta en algo previsible y repetitivo. Factores que sin duda influyen también en la motivación de los estudiantes.


Estas son solo cinco de las características que considero imprescindibles en un buen curso online; características que desde el primer momento en que empecé a crear los cursos en línea de preparación al DELE con la Cámara de Comercio de Málaga tuve muy presentes. Pero hay más, como por ejemplo el uso de las redes sociales o la adaptación de los contenidos a diferentes dispositivos de acceso al curso (ordenador, móvil, tableta).

En septiembre comenzamos con la primera edición de estos cursos, para los niveles B1 y B2, pero esperamos incluir más niveles próximamente y contribuir así a ofrecer una buena alternativa de formación en línea para todos aquellos estudiantes que quieran optar por esta modalidad para prepararse al examen DELE.

Podéis consultar información más detallada acerca de estos cursos en la sección de formación para estudiantes de la web. Asimismo, os invito a leer Las claves de los cursos online de preparación al DELE que publiqué en el blog de Educación Digital.


Y para vosotros, ¿cómo debe ser un buen curso de formación en línea?




ENTRADAS RELACIONADAS:
Cursos online de preparación al DELE B1 / B2
Preparación a los exámenes DELE
Las claves de los cursos online de preparación al DELE

viernes, 10 de julio de 2015

Cuarto aniversario - #momentoprofELE

Un año más, el blog está de aniversario -¡ya van cuatro!- y ha llegado el momento de hacer balance de los últimos doce meses.

Después de cuatro años reconozco que me resulta muy difícil mantener el ritmo de publicaciones que tenía antes, por el volumen de trabajo que tengo actualmente y porque cada vez soy más exigente con lo que escribo, lo que se ha traducido en un descenso evidente de publicaciones en el último año, sobre todo en los últimos meses.

Esto no significa que esté abandonando el blog, todo lo contrario. Simplemente he subido el filtro de lo que quiero publicar. A pesar de esta disminución en el número de entradas publicadas, el blog mantiene la buena acogida que siempre ha tenido y mejora sus datos.

Las visitas han pasado de las 125000 de hace un año, a las 220000, lo que supone un aumento del 76%. La mayoría de las visitas siguen llegando de España, Alemania, Estados Unidos y el Reino Unido y las entradas con más visitas continúan siendo aquellas en las que se propone alguna actividad para llevar al aula.

Para este cuarto aniversario decidí hacer algo especial y hace unas semanas organicé el concurso de fotos #momentoprofELE al que se han sumado muchos compañeros de profesión compartiendo imágenes que representan qué significa para ellos ser profesor de ELE. Aquí tenéis el álbum virtual que recoge todas las aportaciones a esta iniciativa:


Y como en todo concurso que se precie, debe haber un ganador. Un jurado formado por Victoria O’May, José Ramón Rodríguez y Srta. Red han decidido que la mejor foto del concurso y, que por tanto, recibirá como premio una preciosa lámina de Victoria O’May, es esta imagen de María Méndez Santos (@mariaparrula). ¡Felicidades! Y muchísimas gracias al jurado y a todos los que habéis contribuido a hacer posible este pequeño homenaje a nuestra profesión.




Nuevo año

Comienza el que será el quinto año de algo que empezó casi por casualidad y que me sigue inspirando y motivando para hacer mejor mi trabajo. Este nuevo año llega de la mano de nuevos proyectos, como los cursos en línea de preparación al DELE que comenzamos en septiembre con Educación Digital y la colaboración con Aula ELE, una recién estrenada plataforma de formación online que va a dar mucho que hablar.

Muchísimas gracias a todos los que pasáis por aquí en algún momento, me leéis, dejáis un comentario o compartís alguna de las entradas por lo largo y ancho de la red. Sin vosotros no existiría este espacio.



ENTRADAS RELACIONADAS (las cuatro más leídas del cuarto año):
1. Profesores con recursos
2. Diseño de actividades y tareas con Twitter para el aula de ELE
3. Recetas del mundo
4. Tu rincón #4 - Manuela Mena - Apocalipsis Zombi (concurso #gamideasELE)