miércoles, 15 de enero de 2014

¿Música y traducción en el aula de ELE?

Manuales de traducción
A finales de 2013 tuve la oportunidad de impartir una asignatura de traducción italiano – español / español – italiano en los cursos para extranjeros de la Universidad de Málaga. Mis alumnos –o alumnas, porque solo había un chico– eran estudiantes de la Università Ca’ Foscari de Venecia.

Este curso supuso un reto para mí, ya que se alejaba totalmente de los cursos que siempre he impartido, pero al mismo tiempo me motivaba la idea de volver al mundo de la traducción del que, aunque nunca me he ido completamente, el contacto que mantengo es limitado.

Los dos meses que trabajé con este grupo me sirvieron para reflexionar sobre muchos aspectos del aprendizaje del español desde el punto de vista de la traducción y en esta entrada me gustaría compartir una de esas reflexiones que, como habréis adivinado por el título del post, hace referencia a la traducción de canciones.

Durante el curso hicimos un breve recorrido por diferentes tipologías de texto, sus características y los aspectos a tener en cuenta a la hora de traducirlos. Como tarea final del curso, los estudiantes, en grupos, tuvieron que buscar un texto en español para analizar y traducir al italiano y otro en italiano para hacer lo propio hacia el español. Les di libertad absoluta para seleccionar los textos, la única condición fue que pertenecieran a alguna de las categorías que habíamos visto en clase. Cuando llegó el momento de presentar los trabajos, me sorprendió que de los siete grupos, tres se decantaran por traducir una canción, que no es precisamente una tarea sencilla. Y la calidad de sus traducciones es tan admirable que no dudé un segundo en pedirles permiso para compartirlas con vosotros.

Ya he hablado anteriormente en el blog sobre música y creo que a nadie le cabe la menor duda de que las canciones son una herramienta motivadora cuando estudias una lengua extranjera. Este grupo me lo ha demostrado, aunque en general todos los grupos de italianos que he tenido hasta ahora han mostrado siempre mucho interés por la música en español.

Sin embargo, traducir una canción manteniendo el sentido de la letra original y las rimas y con un cierto grado de calidad puede ser muy complicado. Prueba de ello son las pésimas traducciones al español de muchos cantantes italianos que se han aventurado a cantar en nuestra lengua, y estoy seguro de que a todos os vienen a la cabeza más de una canción cuya traducción habría sido preferible que nunca se hubiera hecho.

¿Cómo nos enfrentamos en clase a este reto? Lo primero que hicimos, siguiendo el manual La traducción como herramienta. Español para italófonos de Carmen Solsona y que me sirvió para preparar parte de la asignatura, fue analizar la traducción al español de una canción de Eros Ramazzotti y la traducción al italiano de una canción de Jarabe de Palo. Hecho esto pedí a los estudiantes que eligieran ellos mismos qué canción italiana querían traducir al español y se decantaron por un tema de Jovanotti.

Las dificultades que entrañó la traducción y la corrección de esta canción para consensuar un texto definitivo, me hizo pensar que en el trabajo final todos se decantarían por textos más sencillos o con problemas más fáciles de resolver. Pero nada más lejos de la realidad, se lanzaron a la piscina y aquí tenéis el resultado.

a. El grupo compuesto por Beatrice Marangoni, Camilla Misté, Chiara Zanon y Laura Zazzaron eligieron como uno de sus textos para el trabajo final el tema Si tú no vuelves de Miguel Bosé. Esta canción ya tenía una traducción al italiano, una de esas traducciones prescindibles, y ellas propusieron una nueva, totalmente diferente y, sinceramente, muy buena e incluso mejor que la canción original en español. Un claro ejemplo de traducción que supera al original.





b. Otro grupo que se decantó por traducir una canción fue el compuesto por Gabriele Boldrin, Nicol Campagnolo y Annalisa De Martin. Ellos optaron por una canción de la cantante Giorgia titulada Come un girasole y se atrevieron a hacer una traducción inversa.





c. Y la última canción fue Cero, de Dani Martín, traducida al italiano por el grupo de Alice Cavezzan, Elena Niero, Alice Pagin, Letizia Roccotelli y Alessandra Serafin. En este caso se encontraron con muchas dificultades, ya que la traducción literal no funcionaba y consiguieron salir del paso bastante bien.





¿Qué conclusiones podemos sacar de estos ejercicios de traducción? Por un lado, como ya he comentado antes, la motivación que comporta la música como un elemento del proceso de aprendizaje de una lengua extranjera es innegable. Analizar las letras de las canciones con la finalidad de comprender qué quieren decir realmente y trasladar esos significados a tu propia lengua satisfactoriamente (o de la lengua de los estudiantes al español) es una tarea que indudablemente aumenta las habilidades y recursos en español de los estudiantes.

Más allá de las típicas actividades con canciones que solemos llevar a clase (trabajar algún aspecto gramatical, cultural o simplemente divertirnos y relajarnos, entre otras), ¿podría ser conveniente y útil proponer a estudiantes de grupos que comparten la misma lengua la traducción de canciones como una de las posibles actividades dentro de su programa de aprendizaje de español? En este caso eran estudiantes de Traducción y se trataba de una asignatura específica, ¿pero funcionaría con cualquier grupo?

Muchos huyen de la traducción y evitan por todos los medios el uso de la lengua de los estudiantes en las clases de español, pero la lengua nativa de los estudiantes está presente en su proceso de aprendizaje de otra lengua, queramos o no, y no podemos ignorarla.


créditos de la segunda foto: 
Sigfrid Lundberg via photopin cc



ENTRADAS RELACIONADAS:
La música en la clase de ELE
#ETIM2013 (IV Encuentro de TeI Profesionales en Málaga)


4 comentarios:

  1. Me ha encantado esta entrada, Ricardo. Yo creo que sí, que la traducción de canciones en el aula podría funcionar perfectamente, no solo en cursos de traducción sino también en cursos generales de lengua. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alicia. Muchas gracias por tu comentario. Me alegra saber que otros profesores comparten mi visión sobre este tema. Si en algún momento lo pruebas, no dudes en compartir tus resultados aquí :)
      ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. Una gran entrada...definitivamente las canciones y la musica son una herramienta clave en la Ensenanza-aprendizaje de un idioma ;-) Gracias por compartirlo esta entrada

    ResponderEliminar