lunes, 28 de mayo de 2012

Conclusiones Digitalingua 2012


Ya ha concluido Digitalingua, el 1er Congreso Internacional sobre Entornos Digitales y Aprendizaje de Lenguas. Lo que empezó siendo un congreso virtual de una semana ha acabado superando todas las expectativas, prolongándose una semana más, además de los dos jornadas presenciales que se celebraron en Barcelona, en el IES Abroad.

Desgracidamente no pude acudir a Barcelona, así que comentaré solamente mis impresiones sobre la parte en línea. Al principio fue todo un poco caótico, ya que nadie tenía muy claro cómo funcionaba exactamente el Congreso, pero enseguida nos adaptamos a la estructura. Las ponencias y comunicaciones se presentaban en diferentes formatos: textos, vídeos, presentaciones PPT… o una combinación de ellos. Cada propuesta llevaba asociado un foro donde los participantes podíamos intercambiar nuestras reflexiones sobre los diferentes temas de las ponencias y comunicaciones. Estos foros eran el centro neurálgico del Congreso, donde se ha concentrado y desarrollado toda la actividad.

Han sido tantas las temáticas tratadas y tan interesantes que se hace difícil resumir aquí lo más significativo del Congreso. Para no extenderme demasiado, destacaré algunas de las que más me han llamado la atención. 

La ponencia inaugural, “Enredados”, de José Ramón Rodríguez, si bien nos presentaba simplemente una selección de aplicaciones que podemos adaptar al aula sin profundizar en ellas, ha sido un punto de partida para abrirnos los horizontes acerca de la infinita cantidad de recursos que existen en la red y que en su mayoría desconocemos. Todavía tengo que investigar muchas de estas aplicaciones, o “cacharrear” como apuntaba un compañero en los foros, pues seguro que podemos sacar mucho partido a más de una.


Se ha hablado también de cine y de la creación de portafolios audiovisuales; del PLE y PLN, de Moodle, del aprendizaje ubicuo y las TRIC, del aprendizaje informal en la formación de profesores, de aplicaciones móviles, de píldoras docentes y de Facebook como comunidad de aprendizaje. Pero sin tengo que quedarme con algo, me decanto sin lugar a dudas por el taller de María Mejías y Adelaida Martín sobre Twitter. En este taller hemos aprendido y compartido numerosas formas de usar Twitter con nuestros alumnos y, al mismo tiempo, ha sido el medio que ha permitido que los profesores que hemos participado en el Congreso podamos seguir en contacto a través de esta red social. De este taller ha surgido también el hashtag #anecdotELE en el que hemos compartido nuestras anécdotas y curiosidades en las clases. Todo el Congreso se ha seguido en Twitter en los hashtag #digitalingua y #DGTL2012, este último asociado únicamente a este taller.

Pero no solo Twitter ha alimentado todo lo que se cuece fuera de los foros del Congreso. En este enlace podéis acceder a un documento colaborativo donde se están creando actividades para usar Twitter en el aula y en este otro se comparten experiencias con el uso de las aplicaciones de la ponencia de José Ramón.

La fantástica acogida que ha tenido el Congreso, además de repercutir en su ampliación, ha servido también para que se cree un espacio estable de intercambio e investigación, que aún no está disponible, con posibilidad de creación de grupos, comunicación síncrona y asíncrona, intercambio de archivos, edición de publicaciones...

En definitiva, no cabe duda de que Digitalingua ha cosechado un éxito rotundo y ha sido una experiencia inmejorable para la actualización, la reflexión, el contacto y el intercambio de ideas y experiencias entre profesionales de la enseñanza.

En mi caso he participado en Digitalingua no solo como congresista, sino que he contribuido también con una comunicación sobre la WebTV como instrumento para la enseñanza de lenguas online. Desde enero colaboro con un proyecto europeo en una empresa italiana que se dedica a este ámbito, entre otras cosas, y junto a ellos he presentado, defendido, comentado y criticado esta comunicación y este concepto de aprendizaje de lenguas. Aquí os dejo el texto y el vídeo de la comunicación.

Texto

video

lunes, 14 de mayo de 2012

Por la enseñanza pública

Corren tiempos difíciles para la enseñanza pública y desde hace tiempo el trabajo del profesor está cada vez menos valorado y cuestionado. Por eso, hoy quiero aprovechar este espacio para romper una lanza a favor de la educación pública –que afortunadamente tuve la suerte de recibir– y defender la labor tan importante que desempeñamos los profesores. Para ello os propongo un pequeño pero sentido homenaje a esos profesores que dejaron huella en nuestra vida.

Si hace unas semanas recogía esas frases que todo profesor ha usado alguna vez cuando no sabía qué responder a algunas preguntas de los estudiantes, hoy me gustaría recopilar las frases más características de esos profesores especiales que hayan pasado por vuestra vida. ¿Quién no ha tenido un profe que siempre repetía las mismas expresiones, que se acabaron convirtiendo en características y que ya todos sus alumnos conocen?

No hace muchos años tuve a un profesor de árabe que se llamaba Javier y que tenía tantas frases particulares que un día decidí empezar a anotarlas todas. Aquí tenéis algunas de mis preferidas:

- [Cada vez que le preguntabas algo que no quería explicar] ¡Y a ti qué te importa!¿tú qué es lo que tienes que hacer en esta vida? ¡Ser feliz!
- [Cuando pasaba lista] ¿"x" está escondido/a? Se ha ido con su novio/a, muy bien que hace.
- [Cuando pronunciabas algo mal] ¡Sí, el coño de mi prima! ¡Una mierda!, me queréis hacer sufrir...
- [Cuando alguien se ponía muy pesado preguntando cosas] ¿Quieres que me vaya a mi casa o me voy al Carrefour? Me voy a Internet a ve donde salen más baratos los billetes pa' irme a Cuba.
- Tú hazte la idiota que es lo mejor que puedes hacer en esta vida y cásate con un millonario.
- Los sauditas son unos casposos...
- ¡Viva el estatuto de Cataluña!
- [Cuando le preguntabas qué significaba algo y no te lo quería decir] Eso es "cortarse las uñas de los pies por la tarde", o "la señorita árabe se corta las venas por la tarde".
- [Cuando una chica leía algo muy bien] Pareces una locutora de Alyasira.
- ¿Te voy a mentir yo y jugarme mi nómina?
- [Cuando alguien se quejaba por algo] Y no te queda na' hasta junio...
- ¡Qué moderna! Cómo se nota que has estudiado en un colegio de monjas...
- Como Hacienda no me va a cobrar más, yo digo lo que quiero.
- Si te vas a un país árabe y ven que les hablas en árabe te dicen: ¿quiere usted que le ponga un chalet en Canarias?
- Los evangelios hablan sobre los pajarillos del cielo… Pero qué son, ¿canarios o periquitos? ¡Son urracas!
- Qué buenos sois, no os quejáis, ni gritáis, ni me escupís a la cara…
- [Cuando a alguien le sonaba el móvil en clase] Si es para mí, dile que no he venido.
- Las lenguas no son como el choped, que se corta en rodajas.
- Lo que estoy haciendo es un corte y no de mangas.
- No iría ni muerto a la boda de mis hermanas, que ya quisiera yo casarlas pero no…
- Este año estoy transgrediendo la ley, ¿me prometéis que si me llevan a Alhaurín me vais a llevar cartones de tabaco?
- El delito es mucho más grave, pero mientras no se entere Garzón…
- Toda referencia a “moi”, como dicen los ingleses…


Para terminar, os dejo este vídeo dedicado a los profesores de la enseñanza pública y una cita de una novela que leí recientemente, El corazón helado, de Almudena Grandes: "A lo mejor no lo entiendes, es difícil de explicar, pero eso era lo único que les quedaba, la cultura. Educación, educación y educación, decían, era como un lema, una consigna repetida muchas veces, la fórmula mágica para arreglar el mundo, para cambiar las cosas, para hacer feliz a la gente. Lo habían perdido todo, habían salido adelante trabajando en puestos que estaban muy por debajo de sus capacidades, [...]pero les quedaba eso. Siempre les quedó eso".


¿Y vosotros qué expresiones recordáis de vuestros profesores?



ENTRADAS RELACIONADAS
¿Respuestas para todo?
#dudasELE
Día Mundial del Docente

domingo, 6 de mayo de 2012

Español de supervivencia


Hace unos días recibí una copia del nuevo manual de Edelsa, Meta ELE A1: Curso de español de supervivencia, de Miguel Ángel García Guerra y de mi compañero y amigo José Ramón Rodríguez Martín.

El manual, siguiendo el enfoque orientado a la acción, propone un aprendizaje del español a través de la resolución de problemas y es precisamente ahí donde radica su peculiaridad, pues los seis módulos que lo componen están divididos en cuatro pasos que proponen una actividad significativa y que culminan con la realización de una acción final en la que se ponen en práctica todos los contenidos trabajados en las cuatro fases del módulo.

Está pensado para cursos de entre 30/40 horas, lo que implica una adquisición rápida de las competencias necesarias para alcanzar el nivel correspondiente al manual. Para facilitar esta tarea, el libro incluye al final una sección llamada “kit de supervivencia”, compuesta por fichas recortables con vocabulario y recursos útiles para abordar diferentes situaciones comunicativas. Además, incluye también un cuaderno de ejercicios para repasar y ampliar los contenidos trabajados en todos los módulos del manual, así como un CD de audio y una extensión digital con material complementario gratuito para descargar.

Aunque ya tuve hace unos meses la oportunidad de ver varios módulos antes de que se publicase el manual, la versión final ha mejorado considerablemente y visualmente resulta bastante atractivo, pero si tengo que sacarle alguna pega, a simple vista, ya que aún no he tenido la oportunidad de usarlo en clase, es que algunas partes me parecen demasiado recargadas, mucha información e imágenes demasiado concentrado. Pero habrá que probarlo antes de dar un veredicto final.

Si queréis echarle un vistazo, aquí tenéis el índice y en este otro enlace una unidad demo.



ENTRADAS RELACIONADAS